Viajes, Viena

Qué hacer en Viena: nuestras recomendaciones para una visita corta

Viena es una ciudad muy pintoresca que tiene mucho por ver y conocer. La capital de Austria es una ciudad que está muy bien adaptada para recorrer con un carrito de bebé, cosa que siempre se agradece cuando viajas con niños. Además, puedes encontrar varios programas para los pequeños que también disfrutará toda la familia.

Cómo llegar a Viena desde el aeropuerto

Puedes escoger entre estas tres opciones: tren, bus y taxi. Al llegar a la zona de recogida de equipaje te vas a encontrar con mucha publicidad y máquinas donde puedes comprar tickets para el City Airport TrainEl billete cuesta 12€  y si decides comprar ida y vuelta serán 21€ (ahorras 1€ si compras online). El recorrido es sin paradas y en tan solo 16 minutos estarás en la estación central de Wien Mitte.

La segunda opción es más barata. Se trata de la línea S7 de ÖBB. Tiene varias paradas y el recorrido dura cerca de 30 minutos. El ticket cuesta 4€ y lo puedes conseguir en las máquinas que están justo a la salida de recogida del equipaje. Hay varias máquinas para obtener los billetes, pero también hay un mostrador con personas que estarán dispuestas a guiarte en la compra.

Esas son las dos opciones que evaluamos e investigamos en su momento. Si quieres conocer otras alternativas, te recomiendo visitar esta página.

Palacio de Schönbrunn

 

El hermoso palacio de Schönbrunn fue la residencia de verano de la familia imperial durante varios años. La entrada incluye una audioguía en español por medio de la que te enterarás los detalles más curiosos del complejo. Hay tickets de varios precios y dependerá de las estancias que quieras visitar. En el mismo palacio podrás encontrar un museo para los niños, en el que se podrán disfrazar y conocer todo sobre los niños de la familia imperial.

Captura tomada de la página https://www.disfrutaviena.com/palacio-schonbrunn

Probar el famoso schnitzel de Viena

El schnitzel o escalope Vienés es el plato típico de Viena. Se trata de un ícono de la cocina tradicional que originalmente se prepara con carne de ternera, pero también hay otras versiones con pollo y cerdo. Nosotros probamos el de pollo y estuvo delicioso. Hay muchos sitios donde puedes encontrar este plato, pero uno de los más famoso es el restaurante Figlmüller, con más de 100 años de historia.

Restaurantes amigables con los niños en Viena

Siempre buscamos sitios para comer que tengan un espacio de recreación para los niños. Nos ayuda a nosotros porque podemos terminar la comida sin mucho alboroto y a ellos les encanta porque pueden ir a jugar apenas terminan de comer. En esta ocasión encontramos al restaruante Yamm, no es un lugar de comida típica de Vienna y en realidad ninguno de sus platos lleva carne. Si no eres vegetariano, te animo a que pruebes este lugar porque no te vas a arrepentir. El buffet tiene muchas opciones de ensaldas frías y calientes, platos fuertes, zumos recién hechos y postres espectaculares. El ambiente es muy agradable y familiar. Además cuenta con una zona para niños decente.

La mejor tarta Sacher de Viena

La famosa tarta sacher de Viena fue creada en 1832 por el repostero Franz Sacher en un intento de sorprender a los invitados del príncipe Klemens Wenzel von Metternich. La receta original consta de pastelillo de chocolate relleno mermelada de albaricoque y recubierta de chocolate negro, acompañada de una bola de crema.

Hay dos sitios que pelean por tener la mejor tarta Sacher, el primero es el Café Sacher fundado por el hijo de Franz. La segunda cafetería que compite por el primer puesto es la pastelería Demel. Ambos compitieron durante años en ser reconocidos por tener la receta original, pero en 1963 llegaron al acuerdo de otorgar el nombre original a la cafetería Sacher.

Nosotros probamos la tarta de la cafetería Demel y estuvo deliciosa. Hay muchos bloggers que han probado las dos tartas para escribir reseñas en sus blogs.

Alojarse con niños en Viena

A veces no prestamos tanta atención al hotel porque prácticamente vamos a dormir, pero desde que viajamos con niños las cosas cambian y ahora prestamos atención a detalles que antes no tomábamos en cuenta.  Nuestro hotel de Viena nos soprendió gratamente porque la calidad-precio es excelente, tienen buen desayuno, está bien ubicado, las camas son cómodas (muy importante para nosotros que el colchón sea confortable), además tienen una zona para niños en la cafetería muy agradable con libros y juguetes; pero no acaba ahí, también ofrecen vajilla bonita solo para ellos.

El hotel se llama Austria Trend Hotel Anatol y puedes hacer reservas aquí.

Transporte en Viena con niños

La movilidad en Viena con niños es una experiencia bastante agradable. Todas las estaciones de metro tienen ascensor, pero si eres de los nuestros vas a recorrer la ciudad a pie porque así se viven las ciudades mejor.

Previous Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply